Juan y Medio

Hoy, después de un receso por vacaciones auto-asignadas, vuelvo sin gloria ni majestad a este bello arte de escribir por escribir y de decir por decir (empezamos con la verborrea innecesaria). Debo reconocer que esta entrada me conflictúa en lo mas intimo de mi alma porque nace de una experiencia decepcionante en un restaurante que,…